DERECHOS DE LOS ENFERMOS Y MORIBUNDOS (1º Parte)


Image du Blog valerian.centerblog.net

 

En 1976, el Consejo de Europa se pronunció sobre los derechos de los enfermos y los moribundos. Entre ellos encontramos:

  • Tengo derecho a ser tratado como un ser humano vivo hasta el momento de mi muerte.
  • Tengo derecho a ser cuidado por personas capaces de mantener una situación de optimismo por cambiantes que sean mis circunstancias.
  • Tengo derecho a expresar mis sentimientos y emociones sobre mi forma de enfocar la muerte.
  • Tengo derecho a participar en las decisiones que incumban a mis cuidados.
  • Tengo derecho a esperar una atención sanitaria y humana continuada aún cuando los objetivos de curación tengan que transformarse en objetivos de bienestar
  • Tengo derecho a no morir solo
  • Tengo derecho a no experimentar dolor, sin medida del costo de ningún tipo.
  • Tengo derecho a que mis preguntas sean respondidas con sinceridad.
  • Tengo derecho a no ser engañado si yo no quiero.
  • Tengo derecho a disponer de ayuda de y para mi familia a la hora de aceptar mi muerte.
  • Tengo derecho a morir con paz y con dignidad.
  • Tengo derecho a mantener mi individualidad y a no ser juzgado por decisiones mías que puedan ser contrarias a las creencias de otros.
  • Tengo derecho a discutir y acrecentar mis experiencias religiosas y/o espirituales, cualquiera que sea la opinión de los demás.
  • Tengo derecho a esperar que la inviolabilidad del cuerpo humano sea respetada tras mi muerte, según mi voluntad.
  • Tengo derecho a ser cuidado por personas solícitas, sensibles y entendidas, que intenten comprender mis necesidades y que sean capaces de obtener satisfacción del hecho de ayudarme a afrontar mi muerte.
Anuncios

DERECHOS DEL ENFERMO Y EL MORIBUNDO


Image du Blog valerian.centerblog.net

 Derecho a ser cuidados convenientemente.

Todos tenemos el derecho y el deber de ser cuidados por personas capaces de ayudarnos a mantener un sentimiento de esperanza y confianza en momentos críticos.

De acuerdo con su paciente o con quienes deban decidir en su nombre, el médico determina los cuidados que son necesarios, mientras exista la esperanza de mejoría y los riesgos no sean demasiado grandes. En otras palabras, sino existe una esperanza razonable de mejoría, no se puede prolongar una terapia que imponga cargas demasiado pesadas tanto al enfermo y los familiares como a los que aseguran los cuidados.

Derecho a una segunda opinión.

Cuando el paciente desee hacer uso de su derecho a una segunda opinión, tiene el deber de notificar este hecho al profesional que lo trató hasta ese momento así como deberá aceptar que éste notifique su retiro ante esa circunstancia, si ello corresponde.

Derecho a no sufrir, a no sentir dolor.

Sabemos que, en algunos casos, la aproximación del momento de la muerte, a menudo va acompañada de dolores violentos y tenaces. Cuando esos dolores persisten, provocan también intensos sufrimientos psíquicos. Unos y otros se pueden paliar con la administración de calmantes apropiados. Los cuidados paliativos tienen como objetivo el aliviar el dolor y disipar en la medida de lo posible las causas de numerosas molestias. De esta forma, el enfermo que permanece consciente puede llegar a aceptar su estado. La conciencia es demasiado valiosa para ser eliminada cuando se aproxima la muerte.

Derecho a recibir amor gratuitamente.

No solamente sufre el cuerpo cuando se aproxima la muerte. Sufren igualmente el corazón, el espíritu y el alma. No son los médicos y sus ayudantes los que tienen la misión de aliviar esa clase de dolor. Muchas otras personas pueden aportar su contribución. Los enfermos tienen necesidad de personas que estén discretamente a su lado, que les apoyen afectivamente, que les hagan comprender que cuentan con ellos. Los enfermos se confían más gustosamente a estas personas, hablan con ellas de sus sentimientos y deseos, de las angustias por las que pasan, y les plantean las preguntas que les atormentan.

Derecho a conocer la verdad.

Es una tarea difícil para los médicos y para la familia el poner al enfermo al corriente de la gravedad de su estado.  No hay un enfermo terminal que no desee saber lo que le pasa. Todos… llegado el momento, preguntan con insistencia, y nuestra falta de respuesta solo agrava su dolor espiritual, aumentando su angustia y disminuyendo la confianza que éste sentía en quienes lo cuidaban. Todo enfermo terminal, aunque no se lo confirmen, sabe que está por partir; siente como su cuerpo va muriendo poco a poco… lo siente. Por eso, cuando exigen una respuesta, estando conscientes,  aunque lo hagan en términos de desesperación, hay que dársela y con amor. 

Derecho a recibir información precisa sobre su estado.

El paciente tiene derecho a que se le brinde la información que permita obtener su consentimiento comprensivo del diagnóstico, pronóstico, terapéutica y cuidados preventivos primarios o secundarios, correspondientes a su estado de salud. Deberá firmal él, la familia o su representante un libre "Consentimiento Informado" cuando los facultativos lo consideren necesario.

Derecho a expresar sus temores y dudas.

Cuantos enfermos expresan sus temores, y la familia intenta de que los silencie, desviando su atención hacia otro tema. Es lo peor que pueden hacer. El familiar moribundo necesita expresarse, sacar fuera toda su angustia, necesita ser escuchado y comprendido. En algunos casos, hasta sería conveniente brindarle asistencia psicológica. Hay que recordar que la paz es fundamental para él, la precisa… para poder partir de este mundo. Toda pregunta no respondida, toda respuesta indiferente, solo aumentaría su angustia espiritual. Si lo amamos, no dejemos que sufra también su alma.

Derecho a recibir asistencia psicológica.

Cuando la familia no se encuentra en situación, para responder a todas las inquietudes del enfermo moribundo; si cabe dentro de sus posibilidades, deberían asegurarse de que éste reciba la asistencia psicológica adecuada. (en algunos hospitales es gratuita). En momentos como este, es fundamental que su salud mental y espiritual, se encuentre en paz; libre de temores y dudas.

Derecho a decir NO cuando sea necesario.

Si no quiere beber ni comer. Si desea estar solo, si te echa de su habitación. Si te dice que NO, y mientras tenga consciencia, hay que respetarlo y sin sentir, nosotros, alguna culpa.  Después de todo, aunque ahora dependa de su familia y los profesionales de salud, él/la sigue siendo responsable de su vida.

Derecho a necesitar que le hablen de Dios, aún cuando carezca de una religión o no haya creído nunca en Él.

Parecerá ridículo este derecho, pero he conocido algunos casos, donde personas ateas, en su lecho de muerte, solicitaron la presencia de un religioso, para hablar con éste, antes de marchar hacia el otro mundo; y la familia se ha negado, alegando que estaba "loco/a" dado que nunca había sido creyente.

Que triste ¿no? Pues… uno de esos casos, ha sucedido en mi propia familia. Yo era muy pequeña, y me dolió en el alma, saber que un tío mío, no recibió la asistencia espiritual que pedía a gritos, pocos minutos antes de morir. Seguramente deseaba arrepentirse a algo, o aclarar alguna duda sobre el más allá.

Créanme, cuando llegamos a esa situación… la verdad es tan clara ante los ojos del alma, que nada de lo que éramos sigue siendo y lo que somos en ese momento, seremos en la eternidad.

Cuando estamos ante las puertas… volvemos a ser quienes éramos, para sorpresa de los que en la tierra nos rodean, aquellos testigos que luego dirán los locos/as que estábamos. Volvemos al amor… y esto, es así, SIEMPRE.

Derecho a practicar mis creencias religiosas.

Tanto la familia como los profesionales, deberán respetar las creencias religiosas del enfermo no oponiéndose a sus prácticas, salvo que el precepto religioso signifique un atentado contra la salud, la cuál se está obligada a proteger.

El Equipo de Salud tiene el deber de combatir el charlatanismos y el curanderismo, cualquiera sea su forma, recurriendo para ello a todos los medios legales que disponen, siendo oportuno la intervención de las organización científicas, de las entidades gremiales, y de la justicia.

Derecho a que su enfermedad, se mantenga en secreto.

El paciente tiene derecho a que se guarde secreto de su estado de salud en relación a terceros, tanto sea verbalmente como a través de la divulgación de la historia clínica.

Derecho a ser optimista y a descubrir la fuerza que hay en su interior.

Y si a pesar de conocer su estado de gravedad, continúa siendo optimista? o decide fortalecer su fuerza interior? ¿Qué tiene de malo? ¿Por qué no dejarlo/a? Que nosotros estemos tristes, eso… no tiene que perturbarlo ni saberlo. Así que, mi consejo es, dejar las lágrimas y la angustia, para momentos en los cuáles él/la no nos vea. Y mientras estemos a su lado, acompañémosle con la misma alegría y fortaleza (aunque sea inventada), para que siga luchando todo lo que quiera. Pues es su decisión y tal vez nosotros, aprendamos algo, de esta experiencia…

Derecho a ser comprendido, contenido y consolado durante y después, de saber que la muerte es inevitable.

Algunos enfermos, aunque no lo pidan, aunque hayan sido fríos durante toda su vida; necesitan de mimos, besos, abrazos. Necesitan ser consolados, aunque no veamos por sus ojos lágrima alguna. Esto lo sé por mi padre, y por otras personas más. Es increíble como el AMOR, los desarma y arma, nuevamente. Les hace mucho bien, pues el amor, es la mejor medicina. Los renueva, los conserva, los ilusiona, los fortalece. Demos amor gratuitamente, ilimitadamente, que el amor es un don que nunca se acaba y permanece eternamente.

Derecho a vivir el ahora intensamente, apasionadamente.

Si aún puede movilizarse, y sus deseos son pasear, salir, bailar; aún conociendo su estado, permitámosle que se manifieste como más le guste. Si se desea enamorar, chatear, ver en la televisión películas o series divertidas, si escribe, sueña, estudia una carrera o quiere continuar trabajando; ¡que lo haga! porque la pasión, bien empleada, le aporta felicidad y alegría, a su vida.

Derecho a romper con los mitos de contagio de la enfermedad.

Antes de juzgar a una persona, hay que informarse. En la actualidad, muchas enfermedades que suelen contagiosas, como el sida, dejan de serlo, si tomamos las debidas precauciones. ¿O es que esperan a que el enfermo las tome? Cada uno es responsable de su vida, eso recuérdalo siempre. El enfermo se ocupará de la parte que a él le corresponda, y vos, si lo amas, te ocuparás de la tuya.

Derecho a colaborar con los médicos, ayudantes, familiares y amigos.

A veces, cuando el paciente aún puede movilizarse, se le pide ayuda para elevarlo en la cama, o sentarlo, o cambiarlo de posición, etc. Lo normal, sería que ayude, que coopere con quienes están a su servicio, brindándole una calidad de vida mejor; pero si se niega, tampoco hay que obligarle y por nada del mundo, privarlo de una buena amorosa atención.

Derecho a morir con dignidad.

Toda persona en situación de enfermedad, tiene derecho a que se respete su dignidad como tal y a recibir la mejor atención de los miembros del Equipo de Salud y de las Instituciones en que se asiste para que su bienestar sea posible, tanto en lo psicofísico como en lo socio-cultural.

Mantener la calidad de vida del enfermo terminal, como morir en brazos de los seres que uno ama, en la propia casa y no en la soledad de un hospital, es también su derecho, aunque no lo exija.

Quien muera en la trinchera o en un accidente de tráfico no podrá ejercer el derecho a morir con dignidad, por eso es importante por lo menos, llegado el momento de la muerte imprevista, estar preparados espiritualmente para partir en paz.

Derecho a que se respete su cuerpo fallecido.

El enfermo tiene derecho a que se respete la dignidad de su cuerpo una vez fallecido.

COMO EMPEZAR LA PRACTICA DE LA MEDITACIÓN


meditacion Pictures, Images and Photos

 

Antes de comenzar, debemos encontrar un lugar donde nadie nos moleste.
Es más, un lugar, a ser posible, donde nuestros Cristales y demás cosas que utilicemos en sanación o meditación, estén resguardadas.
Un lugar que convirtamos en “refugio”, donde poder canalizar nuestra atención y energía.
Ese lugar es el Espacio se le puede llamar espacio sagrado o lugar de encuentro! qué más dá no tiene que tener unas dimensiones especiales sino donde nos sintamos a gusto, donde podamos desconectar.
Podeis colocar allí a la vísta vuestros Cristales más importantes, como Drusas, maestros, Tabulares, Esferas, etc., así como alguna imagen representativa de vuestras creencias. Cada Altar es absolutamente personal. El Verdadero encuentro, no lo traen los altares más que las voluntades.
Quiero aclarar algo que me parece importante:
En más de un lugar vereis que me refiero a “Dios”. Especialmente en alguna oración.
MI creencia sobre dios no es absoluta. Osea, “entiendo” a “dios” no como un ser concreto, sino una Energía, expandida por todo el Universo, como los nudos de una gran red de pesca.
Cuando yo me refiero a dios, al transcribir alguna oración, me limito a copiarla, ya que creo que en ese punto concreto, cada persona tiene sus creencias.
Es más.vereis más abajo un altar con una imagen de Buda. Su presencia es un Símbolo está para recordar el ardúo trabajo de encontrarse un@ mism@ el Verdadero Camino
Entonces cuando me “dirijo a dios”, estoy llamando al Universo entero.
Al Universo entero le doy las gracias ya que no hay una gota de agua que caiga sin que se entere la estrella más lejana.

LA MEDITACIÓN CON CRISTALES


MEDITACION Pictures, Images and Photos

En la meditación con Cristales, nos basamos en los mismos principios que cualquier tipo de meditación pasiva.
en este caso, mayormente practicaremos la meditación con Cristales en posición horizontal, aunque como vereis, hay distintas maneras.
Una básica, por ejemplo es, sentados en la posiciön del Loto, o semiloto, pondremos un Cristal entre nuestras manos.
Respiraremos primero, profundamente, llenándonos de aire, y soltandolo lentamente…Cuando nos sentimos más relajados y concentrados, dirigimos la atención y la respiración hacia el Cristal, de ésta manera:
Respiraremos profundamente, llenando nuestros pulmones como si de una botella se tratara: llevamos el aire a nuestro bajo vientre, y comenzamos a llenar los pulmones. En el momento que retenemos el aire, dirigimos nuestra atención y energía hacia el Cristal, e imaginamos, o mejor visualizamos, que el Cristal se ilumina. Soltamos el aire tras unos segundos de concentración, como si éste se escapara por los pies, y repetimos durante siete veces. Después, simplemente, meditamos sobre la respiración, concentrándonos en que entra en nuestros pulmones, y vuelve a salir de manera natural. Dejamos que las imágenes, los pensamientos, las emociones, afloren, pero no las retengais, dejádlas pasar, volved a la meditación.
Con un poco de práctica, con diez minutos de ésta meditación al día, nos puede ayudar mucho a soltar nuestras tensiones, a flexibilizar nuestra mente.
Una buena manera de comenzar a meditar, es, ofreciéndo nuestra energía, además de para nuestro beneficio, para el de todos los seres, ya que en verdad, TOD@S ESTAMOS CONECTAD@S.
Os dejo pues, dos Cantos, dos Oraciones, que podeis utilizar para sintonizar con el Universo, y repartir vuestra Intención y Energía.
Esta primera la han recitado durante siglos los Lamas Tibetanos…
""Por el Poder y la Verdad de ésta Práctica,

que todos los seres tengan la Felicidad
y de lo que causa de la Felicidad.
Que todos estén alejados de la Pena,
y de las causas de la Pena.
Que no se separen nunca
de la Felicidad Sagrada,
donde no existe sufrimiento alguno.
Y que vivan en Ecuanimidad,
sin demasiado apego, ni demasiada aversión.
Y que vivan creyendo en la Igualdad,
de Todo lo que Vive…""
Esta otra es de Francisco Bostrom, de Brasil. El autor del libro el Mago de los Cristales, y su trilogía. Puede que provenga de Minas Gerais, en la selva de Brasil, uno de los mayores yacimientos de Cristales. Allí aprendió a trabajar con ellos en distintas facetas. No os perdais sus libros…

""En nombre del Todo,
pido la ayuda, protección e inspiracíon,
a los Señores de la Luz,
a mis Guías y Maestros invisibles,
a mis Antepasados de Luz,
a mi Sagrado Angel Guardián,
y a las Divínas Presencias
que se manifiestan por medio
de éstas Piedras Sagradas.
Póngome en manos del Todo, y os doy gracias
por todo lo que me ha pasado,
por lo que me pasa ahora,
y por lo que me pasará en el futuro.
Gracias al Todo, Gracias al Todo, Gracias al Todo!"

EL TEATRO DE LA VIDA (Charles chaplin)


 

Photobucket

La vida es una obra de teatro que

no permite ensayos…
Por eso, canta, ríe, baila, llora
y vive intensamente cada momento de tu vida…
…antes que el telón baje
y la obra termine sin aplausos.

¡Hey, hey, sonríe!
más no te escondas detrás
de esa sonrisa…

Muestra aquello que eres, sin miedo.
Existen personas que sueñan
con tu sonrisa, así como yo.
¡Vive! ¡Intenta!

La vida no pasa de una tentativa.

¡Ama!
Ama por encima de todo,
ama a todo y a todos.
No cierres los ojos a la suciedad del mundo,
no ignores el hambre!

Olvida la bomba atómica
pero antes haz algo para combatirla
aunque no te sientas capaz.

¡Busca!
Busca lo que hay de bueno en todo y todos.
No hagas de los defectos una distancia,
y si, una aproximación.

¡Acepta!
La vida, las personas,
haz de ellas tu razón de vivir.

¡Entiende! Entiende a las personas que piensan diferente a ti,
no las repruebes.

¡Eh Mira…
Mira a tu espalda, cuantos amigos…
¿Ya hiciste a alguien feliz hoy?
¿O hiciste sufrir a alguien con tu egoísmo?

¡Eh! No corras…
¿Para que tanta prisa?
Corre apenas dentro tuyo.

¡Sueña!
Pero no perjudiques a nadie y
no transformes tu sueño en fuga.

¡Cree! ¡Espera!
Siempre habrá una salida,
siempre brillará una estrella.

¡Llora! ¡Lucha!
Haz aquello que te gusta,
siente lo que hay dentro de ti.

Oye…
Escucha lo que otras personas
tienen que decir,
es importante.

Sube…
Haz de los obstáculos escalones
para aquello que quieras alcanzar.
Más no te olvides de aquellos
que no consiguieron subir
en la escalera de la vida.

¡Descubre!
Descubre aquello que es bueno dentro tuyo.
Procura por encima de todo ser gente,
yo también lo voy a intentar.

¡Hey! Tú…
ahora ve en Paz.
Yo preciso decirte que TE ADORO,
simplemente porque existes.

Charles Chaplin

ACTITUDES FUNDAMENTALES EN LA PRACTICA DE LA MEDITACIÓN


Image du Blog valerian.centerblog.net

1. NO ESPERE NADA   Sólo siéntese y observe lo que sucede. Trate todo como una experiencia e interésese en ella pero no se distraiga por las expectativas acerca de los resultados.  Deje que la meditación se desarrolle en una velocidad y dirección propia. Deje que la meditación le enseñe aquello que usted desea aprender. La atención proveniente de la meditación hace que veamos la realidad tal cual es. Si eso corresponde o no a nuestras expectativas, requiere una suspensión temporaria de todas nuestras ideas y prejuicios. Debemos retirar nuestras imágenes, opiniones e interpretaciones a algún lugar de nuestra mente durante esta práctica, de lo

  contrario se tropezará con ellas.

2. NO EXAGERE EN SU ESFUERZO  La meditación no es agresiva. Solo deje que su esfuerzo sea relajado, sin tensión y estable.

3. NO SE ABALANCE SOBRE LA PRÁCTICA No hay apuro, tómese su tiempo. Siéntese en su almohadón como si fuera a meditar todo el día. Cualquier cosa valiosa toma su tiempo para aparecer. Paciencia, paciencia, paciencia.

4. NO SE APEGUE A NADA Y NO RECHACE NADA   Deje venir lo que venga y acomódese a esto, sea lo que sea. Si surgen buenas imágenes, muy bien. Si surgen malas imágenes, también. Mire a todo esto de la misma manera y siéntase cómodo con cualquier cosa que suceda. No pelee con su experiencia, sólo obsérvela conscientemente.

5. NO SE PREOCUPE     Aprenda a fluir en los cambios que surgen. Suéltese y relájese.

6. ACEPTE TODO LO QUE SURJA     Trate de ejercitar una aceptación desinteresada en todo momento con respecto a todo lo que siente. Acepte sus sentimientos aún los que a usted no le gustaría sentir. Acepte sus experiencias, aún las que usted odia. No se condene por tener apegos humanos y fracasos. Aprenda a ver todos los fenómenos en su mente como siendo naturales y comprensibles.

7. SEA GENTIL CONSIGO MISMO    Sea cariñoso. Usted puede no ser perfecto, pero es con lo que cuenta para trabajar. El proceso de llegar a ser lo que usted quiere se comienza con la tal aceptación de quien usted es.

8. INVESTÍGUESE A USTED MISMO   Cuestiónese todo.  No tome nada como seguro. No crea en nada porque parezca inteligente o piadoso o porque lo dijo algún ser religioso. Examínelo usted mismo. Esto no significa que deba ser cínico, impúdico o irreverente. Esto significa que debe ser empírico. Someta los conceptos a la prueba de su propia experiencia y deje los resultados ser la guía a la verdad. La meditación perceptiva se desarrolla de un deseo interior de despertar a lo que es real y de obtener una percepción liberadora de la verdadera estructura de la existencia. La práctica se basa totalmente en el deseo de despertar a la verdad. Sin esto, la práctica es superficial.

9. VEA LOS PROBLEMAS COMO DESAFIOS Observe lo negativo surgiendo como oportunidades para aprender y crecer. No escape a ellas, lleve su peso o entiérrelo dentro de usted en un silencio santo. ¿Tiene algún problema? Mejor. Servirá de experiencia. Rejubílese, sumérjase en él e investíguelo.

10. NO PIENSE DEMASIADO    No necesita evaluar todo. El pensamiento dialéctico lo va a desviar del camino.  En meditación, la mente es purificada naturalmente por la concentración; por la atención sin palabras.   La conversación sobre los problemas que lo afligen no es necesaria. Todo lo que es necesario es una percepción clara, no conceptual de sus problemas, cuales son y como ellos trabajan sobre usted.  Esto solamente es necesario para disolverlos. Los conceptos y el razonamiento solo mantienen el problema. No piense. Observe.

11. NO PERMANEZCA EN LOS CONTRASTES Las personas son diferentes, pero es peligroso hacer hincapié en ello. Si son usados descuidadamente llevan directo a la super valorización del ego. El hombre ordinario piensa guiado por la codicia, los celos y el orgullo. Cuando un hombre ve a otro en la calle piensa inmediatamente: “Él es mejor que yo” El resultado inmediato es la envidia o la vergüenza. Una mujer cuando ve a otra puede pensar: “soy más linda que ella”. El resultado inmediato es el orgullo. Este tipo de comparación es un hábito mental, y lleva directamente a un sentimiento enfermizo de un tipo u otro: codicia, envidia, orgullo, celos y odio. Es un estado mental perjudicial, pero lo hacemos todo el tiempo. Comparamos nuestra apariencia con la de otros, nuestro éxito, nuestros logros, nuestra riqueza, posesiones o nivel de inteligencia; y todo esto nos lleva al mismo lugar: barrera entre las personas y malos sentimientos. El trabajo del que medita es cancelar este hábito perjudicial examinarlo todo profundamente y reemplazarlo por otro. Más que fijarnos en las diferencias con los otros, el que medita debe entrenarse para notar las semejanzas. Centrar su atención en aquellos factores que son universales para todas las vidas, cosas que nos van a acercar a los otros. Estas comparaciones llevan a sentimientos de afinidad más que a sentimientos de aversión. El respirar es un proceso universal. Todos los vertebrados respiran casi de la misma manera. Todos los seres vivientes intercambian gases con su medio ambiente en alguna forma u otra. Esta es una de las razones por la cual la respiración es elegida como foco de la meditación. El que medita debe utilizar el procesos de su propia respiración como vehículo para realizar su propia conexión con el resto de los seres vivientes. Esto no significa que debemos cerrar nuestros ojos a todas las diferencias alrededor de nosotros. Las diferencias existen. Esto significa que no debemos enfatizar los contrastes y sí los factores universales similares.

SIGNIFICADO DE LOS DEDOS DE LAS MANOS


Image du Blog valerian.centerblog.net

 

 

1.  Dedo pulgar: representa al elemento fuego y su cometido energético es equilibrar las energías del cuerpo nutriendo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminarse. Además en él reside nuestra conciencia divina.

2. Dedo índice: representa al elemento aire y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. Este dedo nos trae las inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo. Tiene asignado el cuarto chakra.

3. Dedo medio: representa al elemento éter y su cometido es proveernos de la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tienes a tu alcance. Tiene asignado el quinto chakra.

4. Dedo anular: representa al elemento tierra y su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación. Tiene asignado el primer chakra.

5. Dedo meñique: representa al elemento agua y su cometido es proveernos de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad. Es el que nos permite relacionarnos correctamente. Se encarga de trabajar nuestras emociones. Tiene asignado el segundo chakra.