LA HISTORIA DEL REIKI Y MIKAO USUI


La historia Reiki y Mikao Usui

 

  El arte de colocar las manos sobre un cuerpo humano o animal, para reconfortar y disminuir los dolores, es un antiguo instinto humano; cuando sentimos dolores lo primero que hacemos instintivamente es colocar las manos sobre la zona que nos esta doliendo. El toque humano distribuye calor, serenidad y curación. Cuando un animal se lame una herida, esta actuando bajo los mismos instintos que el ser humano cuando se coloca las manos.

Esa fuerza (energia vital) ha recibido distintos nombres en cada cultura: los polinesios la llaman mana, los indios iroques, orenda, en la India se la conoce como prana, chi en China, en el Japon se la conoce como ki, etc.

En el Tibet existen registros de tecnicas de curación por medio de las manos desde hace mas de ocho mil años. Estas tecnicas se expandieron por Grecia, Egipto, India y otros paises, a pesar de que la tecnica permanecio perdida durante los ultimos dos milenios. Existen hechos que indican que Jesús practico el Reiki en Egipto. Hasta hoy dia algunos sacerdotes catolicos conservan tecnicas de imposición de manos.

 

  MIKAO USUI ,  nacio en Japon el 15 de agosto de 1865; no se poseen datos detallados de su historia. Existen controversias al respecto de la vida del redescubridor del metodo Reiki ya que su historia fue transmitida oralmente de maestro a discipulo, permaneciendo envuelta en mucho misterio.

 

Mikao se hizo sacerdote catolico he impartia lecciones y era rector en una pequeña universidad cristiana en Kioto (Japon), la Doshisha University.

 

En 1898, viajo a los Estados Unidos, donde estudio teologia. Estudio lenguas antiguas para poder leer las antiguas escrituras, inclusive el chino y el sanscrito, la lengua mas antigua de la India.

 

  La historia de cómo Mikao redescubrio la energia Reiki, empezo en la universidad en donde era rector en Kioto, cuando unos alumnos le preguntaron sobre las palabras de Cristo a sus discipulos cuando sanaba a los enfermos

 

 

“HARAS COMO YO HE HECHO, Y TAMBIEN LAS COSAS GRANDES”

 

  Se preguntaban sus alumnos por que no existia en el mundo de hoy otros sanadores que actuasen de la misma manera que Cristo, pues El habia pedido a sus apóstoles que curasen a los enfermos y resucitasen a los muertos, y los alumnos le dijeron que si eso era verdad que les enseñara los metodos, ya que querian saber como podian llevarse a cabo hoy en dia aquellas curaciones, ya que según los alumnos no era suficiente con que ellos lo creyeran querian ver con sus propios ojos como Jesús realizaba la curación.

En 1908, en el Japon, Mikao decidio iniciar un periodo de ayuno y meditación de 21 dias, como lo habian hecho los antiguos maestros con el fin de purificarse para recibir una visión que le esclareciese estas preguntas.

El ayuno y la meditación ampliaron las fronteras de su conciencia, y en la madrugada del vigesimo  primer dia, Mikao tuvo una visión en la que vislumbro una intensa luz blanca que le golpeo de frente, proyectandole fuera fuera del cuerpo, y sintiendo la conciencia profunda en comunicación  con su “YO” MENTAL,  al abrir totalmente su consciencia, pudo ver muchas luces en forma de burbujas coloridas que contenian

en su interior símbolos sagrados, y a traves de la comunicación que estaba recibiendo, le fue dada la comprensión de los significados de los símbolos y la utilización de los mismos.

En aquel momento, Mikao recibia su iniciación, el conocimiento de cómo utilizar los símbolos y de cómo activar el poder en otras personas, rescatando asi el metodo milenario de terapia.

Antes de fallecer, el 9 de marzo de 1926, Mikao Usui otorgo el maestrazgo del conocimiento reiki a 16 personas, mediante el mismo metodo tradicional milenario, el “metodo de boca a boca”, y entre los contemplados se destaco el doctor Chujiro Hayashi como para ser su sucesor, entregandole la responsabilidad de transmitir y mantener intacta la tradición Reiki.

 

LOS PRINCIPIOS DEL REIKI


LOS SIMBOLOS DE REIKI SEGUN EL BUDISMO TIBETANO


DEFINICIÓN DE LOS 5 SÍMBOLOS REIKI SEGÚN EL BUDISMO TIBETANO

 

  Los cinco símbolos Reiki son los cinco niveles de la mente. Juntos son la no dualidad de la mente y su objeto, y la nulidad del yo, lo cual integra el nivel más alto o terminal de la Senda de la iluminación (el nirvana budista); una vez alcanzado, la Entidad queda liberada de la rueda de la reencarnación.

El uso originario de los símbolos no era la curación (mundanal) sino la iluminación encaminada a la ayuda al prójimo; cinco peldaños de la sabiduría que culminan en la iluminación.

Cho-Ku-Rei:  Comienzo, entrada, etapa generativa. Grava el mandala en el corazón. Meditación hasta anular la diferencia entre la meditación y el mundo. Vacío, desasimiento del plano terrenal. El primer paso, la primera experiencia. (Definición Reiki “el interruptor de la Luz”).

 

 

 

Sei-He-Ki: La tierra (y la persona encarnada) se consideran el fondo impuro. Este fondo impuro (amarillo) se purifica y convierte en oro por la sabiduría; purificación; transmutación; cambio alquímico del fango en oro: Esta es la iluminación que pocos consiguen ( el estado del Buda); comprender la nulidad del yo. Purificación por el fuego de la sabiduría, conversión en oro/pureza. (Definición Reiki: curación emocional, purificación, limpieza protectora).

 

 

 

Hon-Sha-Ze-Sho-Nen: Ni pasado, ni presente, ni futuro. Libra del engaño y el karma (éste definido como una acción de la mente). La mente crea el tiempo, el espacio, la limitación y el engaño. La iluminación consiste en superar la mente para ir al Buda Natural (Divinidad interior) de todos nosotros. Cuando la mente cobra lucidez se abre y se libera del tiempo, del espacio, del engaño, de la limitación. Disolver la limitación es comprender todas las cosas. (Definición Reiki: sanar el pasado/presente/el futuro, sanear el karma, curación a distancia).

 

 

 

Dai-Ko-Myo: “ El que tiene la caridad de corazón del mahayana”, o “ el Templo de la gran Luz resplandeciente”. La persona que desea alcanzar la iluminación en bien de otros y la conseguirá, habiendo comprendido que la gran unificación es la base para el entendimiento de todas las cosas. (Unidad. Tú eres Deidad). La persona iluminada queda libre de la reencarnación y del dolor. Según el budismo ésta es la única curación verdadera. (Definición Reiki: la curación del alma).

 

 

 

Raku: Plenitud, culminación, consecución del nirvana interior, nulidad del yo de la existencia. Revelación de la imagen del Buda (o de la Divinidad) en el yo. Libertad. Iluminación, paz total. Se prescinde de la ilusión del mundo material, desasimiento del cuerpo y de la encarnación, curación total. En el budismo este símbolo se usa de pies a chakra corona para sacar a uno de su cuerpo, en Reiki se usa de corona a pies para la toma de fundamento y para absorver la energia del universo hacia el cuerpo (oposición de intenciones y de significado:Reiki es el uso mundano de los símbolos; la Iluminación es el uso espiritual y budista, en el pensamiento budista, el cuerpo y la curación fisica son irrelevantes). (Definición Reiki: el relámpago, la plenitud, la toma de fundamento).

 

 

 

                                                      Alineamiento=Iniciación=Potenciación

 

SESION DE REIKI


 

HASTA PRONTO AMIGO…


Image du Blog valerian.centerblog.net

 

 

Esos ojos apagados son cascadas de la luz del más allá. Son la sombra de galaxias que proyectan su existencia por la esencia pupilar de tu mirada. Estás en el límite espiral de tu jornada, y en un río de conciencia iluminada has comprendido que el destino es Luz del alma. Gracias a ti IÑAQUI  que desde la dimensión intemporal del alma, cuidas de mis  deseos, pensamientos y sentimientos y los conviertes en realidad.

 

 

Adiós. A Dios. A ti, desde nosotros. Como en un brindis con la copa del vacío rebosante de tu quintaesencia, agito alas de una idea para tener el vuelo de tu muerte cerca de mi vida; para ser contigo la renuncia siempre. La siempre llena copa del amor que tu corazón tenía. Desde el amor sin fondo del único yo sin condiciones, desde el alma, aDiós amigo.

 

         Ahora pienso en un cuerpo liviano sin la gravedad del cuerpo. Sin la gravedad de la enfermedad. Sin el peso de tantos espejismo. Imagino hilos que se desanudan, corrientes contenidas en ese continente adusto que escapan hasta el mar de la sustancia. Sospecho que también todos los apegos se despegan; que hasta el pensamiento de Dios deja en ti de ser tan sólo un pensamiento. Un sol interior te abraza y te reclama, para morir otra vez desde la idea; para llegar al fruto dorado que ha esparcido todas tus semillas. El sol físico es un punto negro en el espacio de tu conciencia ascendida al cenit del fuego interior. Una gota se resbala al mar. La chispa es sólo un momento de la llama en el aliento de la vida. Ahora que no alientas con tu aliento, ahora que has dejado de espirar y en la pausa puedes encontrar el fiel de tu balanza; ahora que has descubierto el arquero detrás de la flecha de tu mente, detrás del arco de tu cuerpo; ahora es la hora de siempre, tu hora, la hora que señala el momento eterno de la muerte. El eterno instante de la vida. Hoy miré en la paz de tu mirada la parábola inmemorial de la semilla.  Las innumerables cosechas dormidas en el árbol de tu vida. Brindemos por el ser que ha renacido. Exhalemos un aliento de renuncia, sembremos en el viento del tiempo y el espacio un milagro permanente de semillas. Que cada exhalación, que cada muerte, compañero del alma, nos lleve por la corriente de la vida.

 

                                                                                                     GRACIAS amigo del Alma