HASTA PRONTO AMIGO…


Image du Blog valerian.centerblog.net

 

 

Esos ojos apagados son cascadas de la luz del más allá. Son la sombra de galaxias que proyectan su existencia por la esencia pupilar de tu mirada. Estás en el límite espiral de tu jornada, y en un río de conciencia iluminada has comprendido que el destino es Luz del alma. Gracias a ti IÑAQUI  que desde la dimensión intemporal del alma, cuidas de mis  deseos, pensamientos y sentimientos y los conviertes en realidad.

 

 

Adiós. A Dios. A ti, desde nosotros. Como en un brindis con la copa del vacío rebosante de tu quintaesencia, agito alas de una idea para tener el vuelo de tu muerte cerca de mi vida; para ser contigo la renuncia siempre. La siempre llena copa del amor que tu corazón tenía. Desde el amor sin fondo del único yo sin condiciones, desde el alma, aDiós amigo.

 

         Ahora pienso en un cuerpo liviano sin la gravedad del cuerpo. Sin la gravedad de la enfermedad. Sin el peso de tantos espejismo. Imagino hilos que se desanudan, corrientes contenidas en ese continente adusto que escapan hasta el mar de la sustancia. Sospecho que también todos los apegos se despegan; que hasta el pensamiento de Dios deja en ti de ser tan sólo un pensamiento. Un sol interior te abraza y te reclama, para morir otra vez desde la idea; para llegar al fruto dorado que ha esparcido todas tus semillas. El sol físico es un punto negro en el espacio de tu conciencia ascendida al cenit del fuego interior. Una gota se resbala al mar. La chispa es sólo un momento de la llama en el aliento de la vida. Ahora que no alientas con tu aliento, ahora que has dejado de espirar y en la pausa puedes encontrar el fiel de tu balanza; ahora que has descubierto el arquero detrás de la flecha de tu mente, detrás del arco de tu cuerpo; ahora es la hora de siempre, tu hora, la hora que señala el momento eterno de la muerte. El eterno instante de la vida. Hoy miré en la paz de tu mirada la parábola inmemorial de la semilla.  Las innumerables cosechas dormidas en el árbol de tu vida. Brindemos por el ser que ha renacido. Exhalemos un aliento de renuncia, sembremos en el viento del tiempo y el espacio un milagro permanente de semillas. Que cada exhalación, que cada muerte, compañero del alma, nos lleve por la corriente de la vida.

 

                                                                                                     GRACIAS amigo del Alma

 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: