MI MENSAJE ES AMOR. (Sathya Sai Baba)


El Amor ablanda los corazones más duros. El Amor puede dar paz, alegría y sabiduría: cultiven Amor, expresen Amor. Dejen que el Amor sea su aliento, dejen que el sol del Amor ayude a florecer la flor de loto de su corazón.

El Amor es el Milagro más elevado. El Amor puede lograr reunir el afecto de toda la humanidad.

El Amor no tolerará ningún fin o enfoque egoísta.

El Amor es Dios; vivan en Amor.

Expandan su corazón para que pueda abarcar todo. No lo reduzcan a ser un instrumento de Amor restringido.

El hombre es el Amor encarnado. Tiene sed de Amor y encuentra verdadera alegría al amar y recibir Amor desinteresado. Amen a todos como encarnaciones del mismo Principio Divino.

Solamente la Bienaventuranza que dan y el Amor que comparten, serán sus posesiones eternas.

Amor. Sólo el Amor puede unirlos a otros y a Dios, que es la encarnación del Amor. El Amor no conoce el temor, ni la mentira, ni la ansiedad, ni el dolor.

Díganse: Yo soy Amor; Yo lo derramo. Yo comparto el Amor, me complace el Amor. Tengan más y más Amor para dar a más y más seres.

El Amor puede transformar al hombre en un Ser Divino; lo ayuda a manifestar lo Divino, que es su esencia.

El Amor puede amansar a la más feroz de las bestias.

Comiencen vertiendo amor en todos los miembros de su comunidad y gradualmente expandan ese Amor para incluir a toda la humanidad y hasta a las criaturas inferiores.

Impregnen cada momento en Amor, es decir, en Dios.

Nazcan en Amor, vivan en Amor, mueran en Amor, es decir, surjan de Dios y fusiónense en Dios. Sean la ola en el Océano del Amor.

No deberían morir, deberían fusionarse y realizarse. Ese es el destino, ésa es la meta.

Expandan Amor; estén llenos de Amor. Si no pueden amar al hombre, ¿Cómo esperan amar a Dios?

El Amor debe ver lo siempre lo mejor en los otros y no lo peor.

El Amor no puede ignorar la Divinidad en los otros. La más grande de las virtudes es el Amor. El Amor es la base del carácter.

Dios es Amor y se lo puede ganar sólo a través del cultivo y ejercicio del Amor.

El Amor es expansión y la expansión es la  Vida Divina. Siembren Amor que florece como compasión y tolerancia y da el fruto de la  Paz.

Si no cultivan Amor, Tolerancia, Humildad, Fe y Reverencia, ¿Cómo es posible para ustedes realizar a Dios?

El Amor activa. El Amor colma. Llenen sus corazones con la dulce y fragante agua del Amor. Entonces, cada uno de sus actos, cada una de sus palabras (que son como el agua sacada del tanque a través de las canillas, y que surgen a través de la lengua, la mano, el cerebro, etc.), serán dulces y fragantes. Si el tanque está contaminado, ¿cómo puede la palabra ser útil o el pensamiento beneficioso o el acto loable?

Cuando sepan que no son más que una chispa de lo Divino y que todo lo demás es la misma chispa Divina, considerarán a todo con reverencia y verdadero Amor. Su corazón estará lleno de felicidad suprema y el cáncer del egoísmo se tornará ineficaz. El hombre busca la felicidad en lugares remotos, en lugares tranquilos, sin saber que el manantial de la felicidad está en su corazón, el puerto de la Paz está en sí mismo. El Amor es Dios. Dios es la encarnación del Amor perfecto. Por lo tanto, se lo puede conocer y realizar, alcanzar y ganar sólo mediante el Amor. Pueden ver la luna sólo con la ayuda de la luz de la luna. Pueden ver a Dios a través del rayo del Amor.

Una clase de Amor se expresa como un apego a las cosas, el afecto hacia parientes y amigos, el deseo de objetos. Otra clase de Amor se revela en las relaciones humanas, en la reverencia hacia lo elevado y la devoción a Dios. Cultiven el Amor y todos sus aspectos serán alimentados e impulsados. Hay solo un camino real para el viaje espiritual: el Amor.

Amen a todos los seres como manifestaciones de la misma Divinidad, que es su propia esencia.

Amen a todos los seres; eso es suficiente.

Vean a Dios en todos, aún en personas que consideren sus enemigos. Practiquen este tipo de Amor, amplio y que todo lo incluye.

Recuerden: cuando el Amor se instala en el corazón, los celos, el odio y la mentira no encontraran lugar allí.

La expansión es vida. La expansión es la esencia del Amor. Vivan en Amor.

El Amor se expresa a sí mismo como Servicio. El Amor crece a través del Servicio. El Amor nace en la matriz del Servicio. Y Dios es Amor.

La correcta conducta debe surgir del corazón, como la fresca y energizante agua de Amor y Paz.

Se puede alcanzar la meta sólo mediante la purificación del carácter y el cultivo del Amor desinteresado.

Para llegar a Dios, el Amor es suficiente. El Amor es la llave para abrir la puerta cerrada por el egoísmo y la codicia.

El Amor por todos debería fluir espontáneamente de sus corazones y endulzar todas sus palabras. La mejor disciplina espiritual que puede ayudar al hombre es el Amor. Nutran la pequeña semilla del Amor que se adhiere al “mí” y lo “mío”, déjenla germinar en Amor para el grupo que los rodea y crecer en Amor toda la humanidad y que expanda sus ramas sobre los animales, los pájaros y todos aquellos que se deslizan y se arrastran, y dejen que el Amor envuelva a todas las cosas y seres en todo el mundo. Avancen desde un Amor menor a un Amor mayor, de un Amor estrecho a un Amor amplio.

Expándanse hacia el Amor Universal, hacia la virtud firme, ecuánime, siempre activa. Este es el Sendero que llevará la  Divinidad en ustedes, a su plenitud.

La característica natural del hombre es el Amor Divino; su naturaleza es el Amor Divino; su aliento es el Amor Divino.

Dios es la fuente de todo Amor. Amen a Dios. Amen al mundo como la vestidura de Dios, ni más ni menos. A través del Amor pueden fundirse en el Océano del Amor. El Amor cura la mezquindad, el odio y el dolor. El Amor afloja las ataduras. Salva al hombre del tormento del nacimiento y de la muerte. El Amor liga a todos los corazones en una suave y armoniosa sinfonía. Vistos a través de los ojos del Amor, todos los seres son hermosos, todos los actos son consagrados, todos los pensamientos son inocentes. El mundo es una gran familia.

Amor, Amor, Amor. Lo primero es el Amor. Amen tanto como les dure la vida.

Mi vida es Mi Mensaje.

Mi Mensaje es Amor.

Fuente:    Sathya Sai Baba

 

Anuncios

EL KARMA


El karma (acción) es el aliento mismo de un humano. Como sea el karma, será el resultado.

Uno debe mantener una buena salud, no solo física sino también mental. Los pensamientos y resoluciones también deben ser sanos.

Nadie puede escaparle a las consecuencias del karma. Un ser humano lleva a cabo malos karmas, alberga malos pensamientos y, por último, se enfrenta a malos resultados. Por otro lado, quien alberga buenos pensamientos y emprende buenos karmas, disfrutará de buenos resultados. No es posible conseguir buenos resultados realizando malas acciones. Habiendo plantado un retoño de lima, ¿podrán obtener un fruto de mango? Al plantar un retoño de mango, ¿podrán obtener una lima?”

Uno deberá examinar a cada paso si se está comportando como un ser humano o un animal. Cuando recurren a malos actos, el resultado de las malas acciones les llega desde sí mismos.

Los seres humanos deben tomar conciencia de que han nacido sólo para emprender buenas acciones. Las palabras “ser humano” ,en sanscrito: “manava”, tiene un significado profundo. Consiste de tres sílabas: ‘ma’: ignorancia, ‘na’: sin y ‘va’: conducirse. Es así que alguien que se conduce sin ignorancia es un ‘manava’. Habiendo nacido como ser humano, uno debería conducirse de manera acorde.

Los seres humanos deben ayudar a sus semejantes. “Ayuden siempre; no dañen nunca. Aunque conocen esta máxima, causan daño a otros a sabiendas. Ese es un gravísimo error. Los humanos han sido dotados con la facultad de razonar. La mente puede ser utilizada de buena o mala manera. Es por ello que se dice: “La mente es la causa tanto de la esclavitud como de la liberación del hombre”.

La mente es un don de Dios para el ser humano. No corresponde a la real naturaleza de un ser humano el injuriar, ridiculizar o lesionar a otros. Hasta los animales ayudan de distintas maneras a los seres humanos, y a otros animales de su especie. Entonces, ¿cuál es la grandeza de un ser humano al ayudar a un semejante? Habiendo nacido como seres humanos, deben comportarse de manera concordante y amar a todos como a sus hermanos.

Deben emprender aquellas actividades que complazcan a Dios, sólo entonces su nacimiento humano será santificado. Dios reside en todos. Se dice: “Entre todos los seres vivientes, el nacimiento humano es el más excepcional”. No deberían desperdiciar un nacimiento humano tan precioso. Estarán perdiendo su condición humana diciendo mentiras, causando injusticia a otros y emprendiendo malas acciones. Un ser humano deberá conducirse como ser humano siguiendo el principio de “ver lo bueno, hacer lo bueno y ser bueno”.

Debe haber armonía entre los pensamientos, las palabras y las acciones de uno. Cuando haya unidad entre estos tres aspectos, habrá pureza. En donde haya pureza, habrá Divinidad. Sea lo que fuere que otros les hagan, considérenlo como bueno para ustedes. Velen por no perder su condición humana bajo ninguna circunstancia. De hecho, esta condición humana es la más valiosa de sus pertenencias.

Amen a todos, sirvan a todos”. Sólo entonces podrán llevar una vida sana y feliz.

Se dice: Dime con quién andas y te diré quién eres. Si andan en buena compañía, serán buenas personas. Por otra parte, si andan en mala compañía, también se volverán malos. Por lo tanto, busquen siempre la buena compañía. Si desean ser buenas personas, emprendan actividades buenas y nobles. Deberían estar en buena compañía y cultivar buenos pensamientos y sentimientos. Los celos, la ira, el ego y otros sentimientos de este tipo deben ser desechados.

La gratitud es otra de las buenas cualidades que hay que cultivar. Una persona agradecida prosperará, en dondequiera que se encuentre. Deben mostrar gratitud hacia todos los que los ayudan, sin tomar en consideración si la ayuda es grande o pequeña.

La vida entera está llena de reacción, resonancia y reflejo.

Vean lo bueno, hagan el bien y sean buenos.

De esta manera su nacimiento como ser humano será santificado.

Fuente:  Sathya Sai Baba

 

ORACIÓN DE LAS MUJERES GUARDIANAS DE LA MADRE TIERRA


 

Mi corazón de mujer es rociado con el dulce néctar de sanación que la Madre Cósmica me entrega.

…En este momento soy parte del Círculo Sagrado de Mujeres de Luz, y unida a mis hermanas, activo mi fuerza espiritual para irradiar energía amorosa a través de mis manos y mi conciencia.
                                       

 Te pido Madre Cósmica que bendigas mis manos y las manos de mis hermanas en todo el mundo para poder canalizar aquí y ahora tu Luz Sanadora hacia la Madre Tierra.

Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu paz.

 

Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Luz.

 

Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Amor.

Ayúdanos a despertarnos como Mujeres Sagradas, guerreras del Amor, defensoras de la Vida.

Acompañada por la Fuerza espiritual de todas mis hermanas envuelvo a la Tierra en una Luz intensamente Violeta y la limpio de todas las heridas.

Libero en este instante su dolor y sufrimiento y envuelvo a la Tierra en una serena Luz Rosada, llenando de vibración amorosa cada rincón de este planeta.

El poder gestante de mi útero se une al poder gestante de los úteros de mis hermanas, y entre todas formamos un círculo sagrado de protección para la Madre Tierra.
                                   

 Estando juntas y conscientes de nuestro poder femenino unificado, nuestro Amor es un arma concreta, más poderosa que cualquier arma de guerra.

Abro en mis circunstancias actuales canales hacia la Gracia Divina.

Me comprometo a Ser Guardiana de la Madre Naturaleza, amando y cuidando todo lo que la Diosa ha creado en la Tierra.

Me comprometo a mantener viva esta oración día tras día, fortaleciendo el Círculo de Mujeres de Luz.

A través de mis actos cotidianos me comprometo a sembrar Amor en la Tierra.

Nûr Mar

Fuente:  http://es.paperblog.com/oracion-de-las-mujeres-guardianas-de-la-madre-tierra-792980/