CHAKRAS ILUMINADOS


Anuncios

AUTOCURACIÓN MEDIANTE EL CHACRA AJNA O TERCER OJO


AJNA1

 

 

Los chakras tienen consciencia propia, pero son como las algunas mascotas, tienen que ser adiestrados.

El alma humana está compuesta de sentimientos, pensamientos y voluntades.

Debido al embotellamiento del ego, el alma está gobernada por los múltiples yoes psicológicos.

Estos yoes no administran correctamente los chakras y por tanto sobrevienen las enfermedades.

Importante es encontrar una manera de permitir que ellos, los chakras, se autoregulen en base a la condición de ser energías inteligentes.

Hoy comparto una solución muy sencilla y adecuada para mantener la salud y que requiere de un poco de concentración y fe.

Debemos tener presente en todo momento que “el mediador” del cosmos es nuestro Señor el Cristo.

Se trata de permitir que, el chakra Ajna, ubicado en el entrecejo, administre los restantes vórtices internos a una orden nuestra.

Menester es saber que dicho chakra, -que es llamado “el chakra Maestro” debido a que dirige y controla los otros chakras mayores y sus correspondientes glándulas endocrinas y órganos vitales-, tiene la capacidad de sanarnos en un instante determinado y de manera regular por siempre, al limpiar, sanar, energizar y estabilizar nuestro cuerpo.

Práctica

• De pie en un lugar calmado.

• Sin cruzar piernas ni brazos.

• Lengua al paladar.

• Decimos mentalmente concentrados en el entrecejo: En el nombre del Cristo, chakra maestro, te ordeno, hagas tu trabajo en este instante en lo físico y en lo interno.

• Esperamos 30 segundos mientras visualizamos una luz blanca que nos rodea intensamente.

• Damos gracias al Cristo.

Hacerlo todos los días!

 

ALINEACION DE LOS CHAKRAS Y CUERPOS INTERNOS


 

Se trata de una técnica sencilla para equilibrar los centros energéticos y los cuerpos internos.

1 – Se hace una invocación a lo que uno considere sagrado. Sea el Cristo, sea la Virgen, y con la oración que uno sienta, sea el Padre Nuestro, la Gran Invocación, etc.
2 – Debe sentirse como la energía llega anosotros, bañando todo el lugar y nuestro cuerpo. No se puede pasar elsiguiente punto si esto no ocurre. Si demora es por falta de concentración, así que continuar con la práctica poniendo amor y fe, hasta que llegue la energía.
3 – Cuando se llega al punto de saturación entonces se comienza a trabajar. Se colocan las palmas de las manos en los chakras, imaginando los colores de cada uno, según uno lo haya recibido. En este punto hay variaciones pero de todas maneras la práctica funciona. Se impone las propias manos en la cabeza, en la nuca, las dos manos en la nuca, en los huesecitos de atrás, en el entrecejo, en los hemisferios cerebrales, en la garganta,en el corazón, en el huesecito del esternón, en el plexo solar, en el hígado, en el bazo (estos se hacen juntos, con las dos manos). En los riñones. En los hombros. En el ombligo, en el pubis, en el coxis, en los órganos sexuales, en las ingles, en la cara interna de los muslos, en las rodillas, en las pantorrillas, en las plantas de los pies. También en la parte superior externa de los brazos. Se masajean también los dedos de los pies. En cada imposición hay que manejar la energía que invocamos para poder irradiarla hacia los centros. En las palmas de las manos están los chakras de la sanación y también símbolos especiales. Uno puede imaginar los estigmas del Cristo en sus palmas, para concentrarse mejor.
4 – Luego de todo esto coloca las palmas de las manos en el corazón, la derecha sobre la izquierda, y llama invocando a los cuerpos internos, los cuales tienen inteligencia, se les pide que se conecten unos con otros, alineandose, y podemos hacer una oración que nos comunique con la Voluntad del Padre.
“Entrego mi voluntad a Dios, acepto lo mejor de la vida, ofrezco mi corazón a la obra del Cristo en la tierra, soy un ser de luz, irradio luz para mí y para mis hermanos. Amén”
Se pide al Cristo interno que los cuerpos se conecten para recibir su fuerza. Luego se agradece y termina la práctica.