Carta de liberación de lealtades familiares inconscientes


 

lealtades-familiares

A mis padres los libero de sentir que conmigo han fallado.
Libero a mis hijos de la necesidad de enorgullecerme. Escriban su propio camino, según su corazón les diga al oído.


Libero a mi pareja de la obligación de complementarme. Nada me falta. Aprendo de cada ser todo el tiempo.


A mis abuelos y ancestros que se fueron encontrando para que yo hoy aquí respire vida en nombre de ellos, los libero de las culpas del pasado y de los deseos que no cumplieron; conscientemente de que hicieron lo mejor que pudieron para resolver sus situaciones desde los recursos de consciencia que tenían en ese momento; Los honro, los amo y reconozco inocentes a todos y cada uno
de ellos. Me desnudo ante sus miradas para que sepan que no oculto ni debo nada más que ser fiel a mí mismo/a y a mi propia existencia, que si la camino con sabiduría podré ser consciente de que cumplo mi propio proyecto de vida, libre de lealtades familiares invisibles y visibles que puedan perturbar mi paz y felicidad, que es mi única responsabilidad.


Renuncio al rol salvador, de ser quien une
o cumple expectativas ajenas, aprendiendo a través y sólo a través del amor.

Bendigo mi esencia, mi forma única de expresarme, aunque alguien no pueda comprenderme, yo me comprendo, porque sólo yo he vivido y experimentado mi historia; porque me conozco, sé quien soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago.

Me respeto y apruebo.

Honro la Divinidad en mí, y en ti… ¡Quedamos libres!

Lo siento, perdóname, gracias, te amo.”

Anuncios

SANANDO LAS CINCO HERIDAS DE LA INFANCIA


HERIDAS

Pocas son las personas que podrían contarse entre quienes han tenido una infancia exenta de sin sabores y limitaciones, ya que todas las personas durante la infancia, en mayor o menor grado, de una u otra forma, hemos tenido experiencias agradables y desagradables, necesidades insatisfechas o asuntos inconclusos que si no los enfrentamos y resolvemos, nos acompañarán a lo largo de toda la vida, la mayoría de las veces afectando nuestra autoestima y por tanto las relaciones con los demás.

A estas experiencias dolorosas se les ha llamado heridas y la mayoría de las veces son resultado de experiencias vividas con los padres o con los adultos significativos.

Herida de rechazo:

El adulto que tiene esta herida vivió experiencias de rechazo en su niñez y tendrá la tendencia a rechazarse a sí mismo y a los demás, también rechazará experiencias placenteras y de éxito por el profundo sentimiento de vacío interno y por tener la creencia errónea de ser ”poco merecedor.” Culpa a los demás de ser rechazado y sin ser consciente de ello, es él quien se aisla creando así su círculo vicioso.

Herida de abandono:

La soledad se convierte en el peor miedo de quien vivió abandono en la infancia. Y su herida se convierte en su paradoja: “Quien vivió abandono tenderá a abandonar proyectos y parejas, hasta que haga consciente su carencia y se haga responsable de su vida y su soledad. Y piensa: Te abandono yo, antes de ser abandono por ti”.

Herida de humillación:

Los adultos que tuvieron experiencias de todo tipo de abusos, incluyendo el sexual, o experimentaron humillaciones, comparaciones o que fueron ridiculizados, avergonzados por su aspecto físico, por sus actitudes y/o comportamientos durante su niñez, suelen llevar esa carga a cuestas y la mayoría de las veces son seres inseguros, tímidos e indecisos que en lo más profundo de su ser se sienten culpables y no creen tener derechos elementales, e incluso pueden dudar de su derecho a existir.

Herida de traición:

El adulto con herida de traición será un desconfiado empedernido, ya que no se permite confiar en nada ni nadie. Su mayor miedo es la mentira y buscará de manera inconsciente involucrarse en situaciones en las que irremediablemente será traicionado. Cumpliéndose la profecía que él mismo decretó: “No confíes en nadie, todo mundo traiciona”. La mayoría de quienes experimentan celotipia tuvieron vivencias de traición en su niñez.

Herida de injusticia:

Experimentar la inequidad es el peor enojo de quien tiene herida de injusticia, y es posible identificar a quienes la han vivido en su niñez al observar las reacciones desproporcionadas y neuróticas ante alguna situación injusta. Todas las personas en algún momento hemos vivido o presenciado situaciones injustas, sin embargo a quienes tienen la herida les es imposible lidiar con ello y sus reacciones tienden a la autodestrucción. Una de las características más importantes es su gran temor a equivocarse y su tendencia a buscar la perfección, lo cual les trae mucha frustración y su gran reto para sanar es buscar la flexibilidad y la humildad.

Desafortunadamente, cuando nos negamos la oportunidad de trabajar en la sanación de estas heridas, estaremos repitiendo patrones conductuales enfermos que a nosotros nos dañaron en nuestra niñez y de forma inconsciente se perpetuará el círculo vicioso del cual hemos huido, dañando ahora a nuestros hijos. Las heridas se muestran en nuestra comunicación llena de chantajes, manipulación y control, afectando así la calidad de nuestra relación con ellos.

Fuente:  Las 5 HERIDAS
Por: Psic. Yolanda González Munguía

 

EJERCICIOS VERBALES PARA RE-ESTRUCTURAR EL ADN


ejercicios

Esta es una lista de oraciones o afirmaciones que te ayudarán a cambiar tu ADN para tu propósito. Están dirigidas a afianzar nuestro bienestar físico, psicológico y espiritual. Selecciona aquellas oraciones que más se ajustan a lo que deseas cambiar, modificar o fortalecer.

Verbalízalas todos los días, por al menos un mes.

• Yo tengo el poder de la palabra, todo lo que verbalizo tiene gran poder.

• Mi estado natural es la Belleza, la alegría, el amor, la paz, la salud, la juventud, la claridad mental y la prosperidad económica.

• Yo soy FELIZ y hago feliz a los que me rodean.

• Yo aprendo fácil y rápidamente todo lo que me propongo aprender.

• Yo estoy lleno/a de energía. Donde quiera que estoy y a donde quiera que voy me siento y me encuentro seguro/a, fluyo sin esfuerzo, con comodidad y felizmente.

• Nada de lo que elijo experimentar está limitado por el dinero, pues Yo soy un Imán que atrae en todo momento el Dinero, la Prosperidad, la Salud y las buenas relaciones.

• Yo recuerdo perfectamente mi conexión con Dios. Siempre he estado y siempre estoy conectada con la fuente creadora del Universo, tengo plena conciencia de ello.

• Mi cuerpo es ligero y hermoso. Mi cabello crece en abundancia y suavidad. Mi piel rejuvenece y se embellece cada día.

• Yo mantengo una comunicación clara y definida con mi ADN, por eso mi biología es perfecta.

• Mi Biología y mi Espiritualidad se compenetran, se comunican, se ensamblan, se conectan y se equilibran.

• Yo confío plenamente en mí, Yo soy fiel a mi palabra y me respeto.

• Mi intuición y mi poder de Discernimiento son claros, precisos, justos y exactos.

• Yo atraigo a mi círculo de amigos; personas sinceras, inteligentes, honestas, sencillas y abiertas.

• Mis relaciones con mi pareja son de Amor, Sexo, armonía, respeto, comprensión, alegría y complemento.

• Yo me siento Honrado/a de contar con mi FAMILIA, me llena de Alegría su presencia, me siento feliz de nuestra comunicación, me da gusto saber que siempre estoy acompañada y que cuento con su asistencia y apoyo.

• Todas mis relaciones interpersonales con mi pareja, mis hijos, familiares, amigos, vecinos, conocidos y no conocidos se desarrollan en armonía, asertividad, paz y amor.

• Aquí y ahora, Yo solo tengo pensamientos de SALUD y bienestar y así lo manifiesto en mi vida diaria.

• Yo me amo y me respeto profundamente. Me siento sano/a, ligero/a y feliz en todos mis aspectos.

• Yo soy LIBRE, Yo soy libre del pasado. Yo soy salud, Yo soy perfección.

• Yo soy PAZ, Yo soy AMOR, Yo soy ABUNDANCIA, Yo soy un ser ilimitado.

• Yo vivo en el AQUÍ y en el AHORA Siempre.

• Yo consigo realizar la actividad que más me gusta y me satisface para lograr mi autorrealización como ser humano.

• Yo soy la puerta abierta que nadie puede cerrar. Mi mundo contiene todo lo que yo necesito.

• Yo tengo grandes y provechosas ideas, Yo soy una persona Inteligente, asertiva, buena, justa, integra y segura.

• Yo Agradezco al Universo por mi cuerpo perfecto y por el don de la vida. Por eso cuido mi cuerpo y lo atiendo.

• Yo soy salud, Yo soy salud, Yo soy salud.

• A través de mi autodominio y autocontrol físico y emocional, Yo controlo y resuelvo todas las situaciones que se acercan a mi vida.

• Yo me perdono, Yo me acepto, Yo me amo. Yo perdono, Yo acepto y Yo amo a toda persona o situación que requiera mi perdón, aceptación y amor; aquí y ahora.

• Yo cumplo y bendigo todas mis obligaciones económicas a tiempo porque mis ingresos económicos son seguros y confiables.

• Las actividades que Yo realizo afectan positivamente a mi entorno, mi familia, mis amigos, mis vecinos y mi planeta.

• Yo bendigo y agradezco todo lo positivo que llega a mi mundo.  Yo doy sin limitaciones porque yo recibo de forma ilimitada del universo.

• Yo soy una persona positiva, comprensiva, agradecida y optimista.  Yo soy FELIZ.

• Yo me siento complacido/a conmigo mismo. Yo reconozco que los demás se sienten complacidos con mi presencia.

• Yo confío plenamente en mí, y me muevo a mi propio ritmo. Yo me siento Feliz y por los logros que alcanzo y que he alcanzado.

• Yo Soy el Yo Soy.

 Fuente: Maria de los Angeles Rodeiro

Chi Kung: Los Seis Sonidos Curativos


01

 

No consumen mas de unos 15 minutos y dejan al cuerpo limpio de toxinas, clave esta fundamental no solo para mantener la salud, sino para el desarrollo espiritual. Se trata de seis sonidos cuya vibración refuerza y depura cada uno de los principales órganos y sus canales energéticos asociados.

Los sonidos han de hacerse en el orden sugerido, (ciclo generativo). Sentado cómodamente y con la columna recta es lo ideal, aunque otras posturas son aceptadas. El objetivo es deshacerse de las energías negativas que ciertas emociones nos generan. Transmutarlas en luz y energía positiva. Cada sonido se debe repetir 3, 6, 9, 12, 24, ó 36 veces, expirando hasta que se note que el aire que sale por la boca es frío. Al inspirar se lleva energía positiva –una luz blanca- y se le sonríe al órgano, enviándole gratitud y alegría.

Lo ideal es que el sonido sea emitido hacia el órgano, para masajearlo con la vibración. O sea, presentamos un hermoso ejercicio de Chi Kung

LA PRÁCTICA Con los ojos cerrados se atiende al órgano (se pone la atención en el):

1. PULMONES: Con la lengua detrás de los dientes cerrados y con una exhalación lenta y prolongada, producir el sonido SSSSSSS Hacerlo con la intención de soltar todas las tristezas y depresiones. Si viniera a la mente una situación o recuerdo triste aprovechar para eliminarlo. Este sonido limpia de toda tristeza al pulmón, el órgano donde se guardan esta emociones. Al inspirar llevar la energía del coraje, del valor y el buen animo a los pulmones. Sonreír y brindarle amor a estos órganos. Conviene visualizarlos envueltos en una luz blanca.

2.- RIÑONES: Formar una O con los labios como si se soplase la vela de cumpleaños y con una exhalación lenta y prolongada emitir el sonido HOOOOOO, al tiempo que se elimina el miedo e inseguridad. Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que produce miedo e inseguridad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el miedo de la situación. Durante los periodos de descanso respire a los riñones y sonríele mientras le envía una luz azul o negra brillante. Sienta la virtud de la Bondad y Paz.

3.-HÍGADO: ponga la lengua junto al paladar y con una exhalación lenta y prolongada, produzca el sonido SSHHHHHHHHHHHH. Al mismo tiempo que elimina la rabia, la Ira, la cólera, la agresividad. Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce rabia, cólera o agresividad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar la situación o persona de su mundo interior, para transmutarlo. Durante los periodos de descanso respire hacia el hígado y sonríale al tiempo que lo rodea de una luz verde brillante. Sienta la virtud de la Amabilidad.

4. – CORAZÓN: Con la boca completamente abierta colocando la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido HAAAAAAAAA y elimina el orgullo, el odio, la soberbia, la impaciencia y la prisa. Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce esta emociones que está eliminando, no lo aparte de tu mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el odio, orgullo, etc. de la situación o de la persona. Durante los periodos de descanso respire y sonría al Corazón al tiempo que lo rodea de una luz roja brillante. Sienta la virtud del Amor, y la Felicidad.

5-BAZO: Ponga otra vez la lengua junto al paladar y haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido GUUUUUUUUUUU ( desde la garganta como el sonido de “Gemir”) y elimina la preocupación. Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce preocupación, no lo aparte de su mente, mas bien piense en ello mientras hace el sonido para limpiar la situación o la persona.. Durante los periodos de descanso respire y sonría al Bazo al tiempo que lo rodea de una luz amarilla brillante y siente la virtud de la Belleza que potenciará positivamente este órgano.

6.-TRIPLE CALENTADOR: Si es posible haga este ejercicio tumbado. Con la boca abierta exhale lentamente el aire mientas hace el sonido HIIIIIIIIIIIIII. Cuando pare para exhalar, trate de imaginar un rodillo grande que va aplanando el pecho, el estómago y el abdomen, y siéntase vacío ( es como cuando aplastamos con la mano una bolsa de plástico para guardarla. Sonría al triple calentador (no es un órgano). Esto equilibrará todas la energías activadas por los demás sonidos y relaja el cuerpo en general.

La práctica habitual de estos ejercicios depura al organismo de energías negativas, hace prevalecer nuevos y poderosos estados de conciencia de tal forma que se torna cada vez mas improbable caer en tristezas, depresiones, cóleras, miedos, etc. Un estado de completitud y felicidad se instala, es nuestro estado de conciencia original.

 

 

SI QUIERES ENFERMAR…


1 – Si quieres enfermarte – “No hables de tus sentimientos”

Emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, acaban en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores de espalda, dolor en la columna.

Con el tiempo la represión de los sentimientos degenera aún en cosas peores.

Entonces vamos a desahogarnos, hacer confidencias, compartir nuestra intimidad, nuestros secretos.

El diálogo, el habla, la palabra, es un poderoso remedio y excelente terapia.

2 – Si quieres enfermarte – “No tomes decisiones”

La persona indecisa permanece en la duda, en la ansiedad, en la angustia.

La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones.

La historia humana está hecha de decisiones.

Para decidir, es necesario saber renunciar, saber perder ventaja y valores para ganar otros.

Las personas indecisas son víctimas de enfermedades nerviosas, gástricas y problemas de la piel.

3 – Si quieres enfermarte – “No busques las soluciones”

Las personas negativas no ven soluciones y aumentan los problemas.

Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo.

Mejor es encender el fósforo que lamentar la oscuridad.

Es pequeña la abeja, pero produce lo más dulce que existe.

Somos lo que pensamos.

El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.

4 – Si alguien quiere enfermarse – “Que viva de apariencias”

Quien esconde la realidad, finge, toma pose, quiere dar siempre la impresión de que está bien, quiere mostrarse perfecto, tolerante, etc., está acumulando toneladas de peso.

Es una estatua de bronce, pero con pies de barro.

No hay nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas.

Son personas con mucho follaje y poca raíz.

Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor.

5 – Si quieres enfermarte – “No te aceptes”

El rechazo de si mismo, la baja autoestima, hace que seamos capataces de nosotros mismos.

Ser yo mismo es el núcleo de una vida saludable.

Los que no se aceptan son envidiosos, celosos, imitadores, competitivos, destructivos.

Aceptarse, ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, sentido común y terapia.

6 – Si quieres enfermarte – “No seas honesto”

El mentiroso y deshonesto necesita mentir para sobrevivir.

Vende una imagen falsa, camufla su “yo real”, es un fugitivo de la luz y amante de las tinieblas.

La falta de transparencia es un pacto con la corrupción.

Personas así viven bajo la amenaza, el miedo, la trampa, la falsedad, el insomnio, la pesadilla.

Son candidatos a la enfermedad, porque ya viven en la insanidad mental y ética.

7 – Si quieres enfermarte – “No confíes”

Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea lazos profundos, no sabe hacer amistades verdaderas.

Sin confianza, no hay relaciones.

La desconfianza es la falta de fe en sí mismo, en los otros y en Dios.

Quien desconfía del médico, perjudica la cura.

Quien desconfía del psicólogo, nunca se abre, sólo puede enfermarse.

8 – Si quieres enfermarte – “Vive siempre triste”

El buen humor, la carcajada, el tiempo libre, la alegría, recuperan la salud y proporcionan larga vida. La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente en que vive.

“El buen humor te salva de las manos del doctor”

EL GATO SABE RELAJARSE, YO NO…!!!


Leí una vez un proverbio chino que decía algo así: “La gente se arregla todos
los días el cabello, ¿por qué no el corazón?”. Quizás la palabra clave para
comprender los problemas de hoy sea una sola: desarmonía.

Hay una armonía escondida
en la naturaleza: la sucesión de las estaciones, el equilibrio ecológico de las
especies, el del clima, la tierra y el mar. El gato de la esquina sabe
relajarse, yo no. Para él es un proceso natural instintivo. Yo, como tengo
cerebro, puedo elegir entre relajarme o no parar. Nuestra sociedad ha elegido no
parar, eso que llaman estrés y deberíamos llamar simplemente desarmonía.

Tal aceleración provoca
ansiedad, mal humor, agresividad, angustia. Con la desarmonía bajan nuestras
defensas y vienen las enfermedades del cuerpo y del espíritu. El problema es que
esto del estrés es como una droga inyectada en la sangre, que lejos de saciar
pide más actividad, mayor rapidez y huida. Cada vez resulta más difícil
detenerse. De aquí que la gente odie el silencio. Lo evita con cascos para
escuchar música, con deportes de riesgo, fines de semana frenéticos, velocidad,
comida, viajes, sexo, nuevas sensaciones, alcohol, compras, espectáculos. Todo
menos sentarse y respirar.

Cuando respiras en
silencio se va produciendo una toma de conciencia de todo el ser y las piezas
del cuerpo y el alma comienzan a recobrar su conexión, su armonía, como los
instrumentos de una orquesta sinfónica.

Quizás la situación
dispersa en la que vivimos ahora mismo esté llegando a su límite. Hay gente que
no puede soportar la saturación de vehículos en la carretera, los viajes cada
vez más complicados en avión, las esperas, la aglomeración en los grandes
almacenes, el exceso de impactos publicitarios, el bombardeo informativo, la
cara omnipresente de los políticos, la comida basura, el exceso de
prohibiciones, el Estado padre, madre y maestro, la música estridente, el
altavoz del vecino, las exigencias del jefe, la competencia del compañero, los
gritos de la vecina, la tele todo el día encendida…

Hay gente que necesita
pararse y respirar. Quizás la primera vez requiera un esfuerzo, suponga un
vértigo. La segunda notarás que tienes pulmones y que tu pie toca una partitura
que forma parte de la sinfonía que dirige tu cerebro. “No se puede impedir el
viento, pero pueden construirse molinos”, aseguran los holandeses. Quizás no
podamos apearnos de este mundo lanzado como un prototipo de Fórmula 1, pero
empezaremos a darnos cuenta de que vamos a toda velocidad. Y eso es una manera
de despertar del engaño.

A través del estudio de
una sociedad estresada y del trabajo de las técnicas de relajación, es preciso
ofrecer un camino para peinarse algo más que el cabello cada mañana. Pues
respirar en silencio viene a ser algo parecido a recuperar nuestro ser. Dice el
poeta Antonio Colinas: “Que respirar en paz la música no oída / sea mi último
deseo, pues sabed / que, para quien respira / en paz, ya todo el mundo/ está
dentro de él y en él respira”. Éste es el mejor, por no decir el único descanso
y la manera de ir curando nuestro agobiado corazón.

Fuente:   Pedro Miguel Lamet

 

QUE IMPORTANTE ES SABER LO QUE ES INTELIGENCIA EMOCIONAL HOY EN DÍA… De Daniel Goleman


La inteligencia emocional, según Goleman  “es la capacidad para reconocer sentimientos en si mismo y en otros, siendo hábil para gerenciarlos al trabajar con otros”. 

 El término “inteligencia emocional” se refiere a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones. Describe aptitudes complementarias, pero distintas de la inteligencia académica, las habilidades puramente cognitivas medidas por el CI. Muchas personas de gran preparación intelectual, pero faltas de inteligencia emocional, terminan trabajando a las órdenes de personas que tienen un CI menor, pero mayor inteligencia emocional. 

 Las emociones aportan importantes implicaciones en las relaciones sociales, sin dejar de contribuir a otros aspectos de la vida. Cada individuo tiene la necesidad de establecer prioridades, de mirar positivamente hacia el futuro y reparar los sentimientos negativos antes de que nos hagan caer en la ansiedad y la depresión. En el ámbito de la psicología admite la consideración de inteligencia porque es cuantificable: constituye un aspecto mensurable de la capacidad individual para llevar a cabo razonamiento abstracto y adaptación al entorno; la inteligencia emocional se pone de manifiesto cuando operamos con información emocional. 

 La inteligencia emocional es, por tanto, un conjunto de talentos o capacidades organizadas en cuatro dominios: 

 *capacidad para percibir las emociones de forma precisa. 

*capacidad de aplicar las emociones para facilitar el pensamiento y el razonamiento. 

*capacidad para comprender las propias emociones y las de los demás. 

*capacidad para controlar las propias emociones. 

 Las últimas investigaciones han aportado pruebas convincentes de la inseparabilidad esencial de la emoción y el razonamiento: sin sentimientos, las decisiones que tomamos pueden no ser las que más nos convienen, aunque hayan sido tomadas por lógica. Cualquier noción que establezcamos separando el pensamiento y los sentimientos no es necesariamente más adaptativa y puede, en algunos casos, conducir a consecuencias desastrosas. 

 La Ira o Rabia, la cual abarca tres etapas. 

*Desconfianza ante el medio que rodea la persona. 

*Sentimiento de molestia o rabia como tal. 

*La conducta expresiva como gritar, agredir, romper o tirar objetos. 

 La Depresión, es decir, la tristeza acompañada de una visión negativa de si mismo, el mundo que lo rodea y su futuro, esta afecta cualquier proceso de recuperación de cualquier otra enfermedad. 

 La Ansiedad, que consiste en una preocupación constante y excesiva por los acontecimientos en nuestra vida diaria. 

 La Represión o Negación, es donde la persona no expresa o no toma conciencia de que existe algo que le causa molestia o dolor emocional, siendo grave para nuestra salud integral. 

 Para controlar de mejor forma las emociones, tanto positivas como negativas las cuales forman parte de nuestra vida, y que es normal que las sintamos, ya que sin ellas aquellos Grandes Cerebros no contarían en la historia, ni tampoco los Retención, Recepción, Análisis, Emisión y controlen funciones de nuestro cuerpo en forma íntegra, de la misma forma La Inteligencia Emocional en el Trabajo, Competencias, Habilidades Técnicas y Cognoscitivas son indispensables en nuestro crecimiento personal, familiar y empresarial, para llenarnos de conocimientos y aprender a manejarnos en ciertas y determinadas circunstancias aplicando y practicando pensamientos y sentimientos saludables como estos: 

 *Sonríe: Este cambio en los músculos faciales produce una serie de cambios bioquímicos que cambian nuestra emoción y favorece la salud.

 *Re-enfoca el problema: Trata de encontrarle lo positivo a lo que sucede, recuerda que las situaciones difíciles son una gran oportunidad para aprender y que has experimentado situaciones conflictivas en el pasado y pudiste seguir adelante. 

 *Practica Ejercicio:Como mínimo 20 minutos contínuos al día. 

*Expresa tus Sentimientos: Sean molestia o dolor conversando con la persona involucrada (con personas amigas o de confianza) o escríbele una carta donde desahogues tus emociones. 

 *Gerencia con Vitalidad: Como abriendo un camino en busca de la salud integral del profesional competitivo y satisfecho.

Anteriores Entradas antiguas