ALINEACION DE LOS CHAKRAS Y CUERPOS INTERNOS


 

Se trata de una técnica sencilla para equilibrar los centros energéticos y los cuerpos internos.

1 – Se hace una invocación a lo que uno considere sagrado. Sea el Cristo, sea la Virgen, y con la oración que uno sienta, sea el Padre Nuestro, la Gran Invocación, etc.
2 – Debe sentirse como la energía llega anosotros, bañando todo el lugar y nuestro cuerpo. No se puede pasar elsiguiente punto si esto no ocurre. Si demora es por falta de concentración, así que continuar con la práctica poniendo amor y fe, hasta que llegue la energía.
3 – Cuando se llega al punto de saturación entonces se comienza a trabajar. Se colocan las palmas de las manos en los chakras, imaginando los colores de cada uno, según uno lo haya recibido. En este punto hay variaciones pero de todas maneras la práctica funciona. Se impone las propias manos en la cabeza, en la nuca, las dos manos en la nuca, en los huesecitos de atrás, en el entrecejo, en los hemisferios cerebrales, en la garganta,en el corazón, en el huesecito del esternón, en el plexo solar, en el hígado, en el bazo (estos se hacen juntos, con las dos manos). En los riñones. En los hombros. En el ombligo, en el pubis, en el coxis, en los órganos sexuales, en las ingles, en la cara interna de los muslos, en las rodillas, en las pantorrillas, en las plantas de los pies. También en la parte superior externa de los brazos. Se masajean también los dedos de los pies. En cada imposición hay que manejar la energía que invocamos para poder irradiarla hacia los centros. En las palmas de las manos están los chakras de la sanación y también símbolos especiales. Uno puede imaginar los estigmas del Cristo en sus palmas, para concentrarse mejor.
4 – Luego de todo esto coloca las palmas de las manos en el corazón, la derecha sobre la izquierda, y llama invocando a los cuerpos internos, los cuales tienen inteligencia, se les pide que se conecten unos con otros, alineandose, y podemos hacer una oración que nos comunique con la Voluntad del Padre.
“Entrego mi voluntad a Dios, acepto lo mejor de la vida, ofrezco mi corazón a la obra del Cristo en la tierra, soy un ser de luz, irradio luz para mí y para mis hermanos. Amén”
Se pide al Cristo interno que los cuerpos se conecten para recibir su fuerza. Luego se agradece y termina la práctica.

 

Anuncios

EL GATO SABE RELAJARSE, YO NO…!!!


Leí una vez un proverbio chino que decía algo así: “La gente se arregla todos
los días el cabello, ¿por qué no el corazón?”. Quizás la palabra clave para
comprender los problemas de hoy sea una sola: desarmonía.

Hay una armonía escondida
en la naturaleza: la sucesión de las estaciones, el equilibrio ecológico de las
especies, el del clima, la tierra y el mar. El gato de la esquina sabe
relajarse, yo no. Para él es un proceso natural instintivo. Yo, como tengo
cerebro, puedo elegir entre relajarme o no parar. Nuestra sociedad ha elegido no
parar, eso que llaman estrés y deberíamos llamar simplemente desarmonía.

Tal aceleración provoca
ansiedad, mal humor, agresividad, angustia. Con la desarmonía bajan nuestras
defensas y vienen las enfermedades del cuerpo y del espíritu. El problema es que
esto del estrés es como una droga inyectada en la sangre, que lejos de saciar
pide más actividad, mayor rapidez y huida. Cada vez resulta más difícil
detenerse. De aquí que la gente odie el silencio. Lo evita con cascos para
escuchar música, con deportes de riesgo, fines de semana frenéticos, velocidad,
comida, viajes, sexo, nuevas sensaciones, alcohol, compras, espectáculos. Todo
menos sentarse y respirar.

Cuando respiras en
silencio se va produciendo una toma de conciencia de todo el ser y las piezas
del cuerpo y el alma comienzan a recobrar su conexión, su armonía, como los
instrumentos de una orquesta sinfónica.

Quizás la situación
dispersa en la que vivimos ahora mismo esté llegando a su límite. Hay gente que
no puede soportar la saturación de vehículos en la carretera, los viajes cada
vez más complicados en avión, las esperas, la aglomeración en los grandes
almacenes, el exceso de impactos publicitarios, el bombardeo informativo, la
cara omnipresente de los políticos, la comida basura, el exceso de
prohibiciones, el Estado padre, madre y maestro, la música estridente, el
altavoz del vecino, las exigencias del jefe, la competencia del compañero, los
gritos de la vecina, la tele todo el día encendida…

Hay gente que necesita
pararse y respirar. Quizás la primera vez requiera un esfuerzo, suponga un
vértigo. La segunda notarás que tienes pulmones y que tu pie toca una partitura
que forma parte de la sinfonía que dirige tu cerebro. “No se puede impedir el
viento, pero pueden construirse molinos”, aseguran los holandeses. Quizás no
podamos apearnos de este mundo lanzado como un prototipo de Fórmula 1, pero
empezaremos a darnos cuenta de que vamos a toda velocidad. Y eso es una manera
de despertar del engaño.

A través del estudio de
una sociedad estresada y del trabajo de las técnicas de relajación, es preciso
ofrecer un camino para peinarse algo más que el cabello cada mañana. Pues
respirar en silencio viene a ser algo parecido a recuperar nuestro ser. Dice el
poeta Antonio Colinas: “Que respirar en paz la música no oída / sea mi último
deseo, pues sabed / que, para quien respira / en paz, ya todo el mundo/ está
dentro de él y en él respira”. Éste es el mejor, por no decir el único descanso
y la manera de ir curando nuestro agobiado corazón.

Fuente:   Pedro Miguel Lamet

 

MANTRA DE UNIFICACIÓN


 
Un sanador usa su palabra para expresar amor, para despertar el amor. 
El mantra de la unificación, es la invocación del sanador. Si la podemos repetir todos los días con plena conciencia estamos alineándonos no solo con el alma sino con los grupos de sanadores. Cuando entramos en la corriente de la sanación entramos en una corriente abundante de vida y no es un poder individual, es el poder ser parte de la conciencia y el tejido de la humanidad lo que nos va a permitir sanar. 
Allí no existe el ego, no existe la individualidad, existe la conciencia colectiva. Cuando nos podemos unir a esa conciencia todos podemos ser sanadores. Repetir entonces esta afirmación que es el mantra del, el mantra del sanador, el mantra de la unidad.
 
 
Todos los hombres son uno y yo soy uno con ellos
Todas las almas son una y yo soy una con ellas
Busco amar y no odiar
Busco servir y no exigir servicio
Busco curar y no herir
Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa,
La vida y todos los acontecimientos,
Y traiga a la luz el Amor
Que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.
Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir sea revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres y mujeres amemos
 
 

SANACIÓN CUÁNTICA: Diez consejos para retardar el envejecimiento (Deepak Chopra)


Deepak Chopra basa su sistema de curación en la medicina Ayurvédica. El Ayurveda, que se originó en la India hace más de 4 mil años, significa en sánscrito “la ciencia de la vida”. Esta medicina hace referencia a una visión integral del ser humano, donde el cuerpo y la mente están estrechamente relacionados y se influencian mutuamente.

El cuerpo se moldea a partir de la conciencia, ya que ésta tiene un potencial enorme para producir cambios en el organismo, como curar enfermedades y retardar el envejecimiento.

Nuestro sistema actual de vida está regido por la gran ilusión de la materia: creemos que ésta, es lo único que existe y que la conciencia es un subproducto de ella. Pero esa concepción está basada en una interpretación sensorial, y está claro que nuestros sentidos físicos no nos permiten percibir la verdadera naturaleza de la realidad. Pensamos que es sólida y estática, cuando en verdad está en permanente cambio.
Esto también es válido para el cuerpo humano, que experimenta un cambio permanente. En menos de un año, se reemplaza el 98% de los átomos del cuerpo, la piel se renueva cada cinco meses, el esqueleto cambia cada tres meses e incluso el ADN, que es donde se inserta nuestro código genético, se reemplaza cada seis semanas: “Uno parece ser el mismo por fuera; sin embargo, es como si se cambiaran continuamente los ladrillos del edificio”.

Pero no debemos confundir el instrumento con el usuario del instrumento.
El cuerpo cambia y se renueva, no es el mismo y, sin embargo, mantiene su identidad, ya que la base de su existencia está más allá de la materia y pertenece al dominio quántico, donde no hay materia, sino sólo inteligencia que organiza la información y es capaz de identificarse y comunicarse con el resto del Universo. La mente, que es el movimiento de la conciencia -o alma-, utiliza energía electromagnética para crear el cuerpo.

Ciertamente, no es posible retroceder la edad cronológica, pero sí es posible revertir el proceso de envejecimiento. Esto significa actuar sobre la edad psicológica (cómo nos sentimos y cómo ejercemos la edad
cronológica) y sobre los 15 marcadores biológicos de ésta: presión sanguínea, tasa metabólica, densidad ósea, regulación de la temperatura, contenido de grasa, capacidad aeróbica, nivel de colesterol, masa
muscular, fuerza muscular, niveles de hormonas sexuales, tolerancia al azúcar, sistema auditivo, visión, inmunidad y estado de la piel.

Investigaciones científicas que se han venido realizando desde hace ya más de 30 años, a partir de la década del 70, han descubierto que cada uno de esos marcadores puede revertirse hasta 15 años. Al igual que en el universo, todo es reciclable en el ser humano: las moléculas y células del cuerpo, las emociones y los pensamientos. El cambio de uno de los marcadores biológicos de la edad produce el cambio de todo el resto de ellos, pero cuando todos éstos cambian a la vez… ¡el cambio ya es exponencial!

Chopra explica que existen diversas técnicas para modificar los marcadores biológicos. Para esto, hay que actuar a nivel del cuerpo físico (conexión, energía o materia, prana o ki en otras tradiciones); del cuerpo sutil (mente, intelecto, ego, ideas, emociones, conceptos, personalidad, auto imagen, etc.) y del cuerpo causal (genera causas y hace que se creen los otros cuerpos, aquí se ubican el alma y el espíritu). Así, desde el cuerpo físico hasta el causal, vamos del tiempo a la eternidad.

Uno de los mejores métodos para conservarse joven y vital es la práctica regular de la meditación, que permite que los niveles hormonales se mantengan altos y no decaigan. La meditación permite conectarse con la fuente primordial de energía del universo -Dios- y realizar algo tan importante como retornar a la memoria del Amor, que es propia del ser humano.

El contacto directo con lo sagrado -por ejemplo, a través de la meditación o la comunión con la naturaleza- proporciona la experiencia máxima de Amor. Se irradia como luz y plenitud, que transforman el cuerpo y las emociones y, por tanto, el mundo que nos rodea.

Diez consejos para retardar el envejecimiento:

1. Cambio de la percepción: Pasar de una visión materialista del universo a una visión integral y espiritual de la vida y la materia.

2. Tiempo: Dejar de vivir preocupados por el mañana o de vivir de los recuerdos y aprender a estar presente y vivir del ahora.

3. Sueño: La mala calidad de sueño acelera el envejecimiento. Lo que importa no es la cantidad, sino la calidad del sueño. La medicina ayurvédica aconseja acostarse sobre las 10:00 de la noche. Estas dos horas antes de la medianoche tienen un efecto reparador mucho mayor que las 6 horas siguientes. Es bueno dormir unas 8 horas y no excederse, si no se obtiene el efecto contrario, debilita.

4. Vigila tu alimentación: De acuerdo con el Ayurveda, el cuerpo se siente satisfecho y en equilibrio cuando tiene acceso a los seis sabores básicos (astringente, dulce, amargo, salado, agrio y picante). Los alimentos deben ser lo más frescos y naturales posibles, porque así aportan mayor cantidad de prana o energía. Además, se deben tomar suplementos nutricionales (multivitamínicos con minerales), ya que aunque tengamos una buena dieta, los necesitamos debido a la gran cantidad de toxinas y de tensiones a las que estamos expuestos diariamente. Curación Cuántica

5. Haz deporte: El yoga, el Tai-Chi o cualquier deporte que nos mantenga activos será bueno para recuperar la relación mente-cuerpo. La mejor forma de integración de ambos es a través de la respiración consciente, que facilita el movimiento energético de lo físico a lo mental.

6. Aprovecharse de los beneficios del Sol. Mirarlo, tomar baños de Sol, etc. Contrariamente a lo que dicen las empresas que venden protectores solares el cuerpo, hay más enfermedades de la piel en países donde casi
no sale el Sol.

7. Eliminar las toxinas: Se deben eliminar las drogas, el alcohol y el humo del cigarrillo, pero también las toxinas emocionales, como miedo, depresión, culpa, enojo e ira, que actúan al nivel del cuerpo sutil.
Desintoxica tu hígado, riñones y colon habitualmente.

8. Amor: Dar y recibir amor estimula el sistema inmunológico. Los tres niveles en que se expresa el amor son verbal (”te quiero”), atencional (escuchar al otro ininterrumpidamente) y afectivo (tocar, acariciar).

9. Creatividad: Aplica tu creatividad. Pinta, escribe, cocina, canta, etc, pero expresa tu creatividad de un modo libre y natural.

10. Mantén tu mente alimentada con lecturas que te hagan crecer interiormente. Ayuda a tu Alma día a día a que se eleve de la materia con lecturas inspiradoras.

LA MATRIZ DE LA VIDA – Documental completo


GRAN DOCUMENTAL QUE DEJA AL DESCUBIERTO LOS CIMIENTOS DE LA MEDICINA CONVENCIONAL. UNA NUEVA Y SORPRENDENTE VISIÓN SOBRE LA SANACIÓN.

 

LA MATRIZ DE LA VIDA -www.reconexion.org – DOCUMENTAL COMPLETO – THE LIVING MATRIX from www.reconexion.org on Vimeo.

Siguiente Entradas recientes