¿DONDE ESTÁ LA MAGIA?


Image du Blog chezmelinda.centerblog.net

No se encuentra en hechizos, ni en hierbas, ni en pociones que se dicen tener poder; la verdadera magia está en todo aquello que sale de uno mismo, pero proviene de nuestro toque divino que Dios nos dio cuando nos creó y puede causar diferentes emociones de corazón a corazón…

La magia está en la mirada que se transforma en un espejo y te deja ver todo lo que hay en el alma, te regala brillo y se delata si está llena de amor, o te revela en un tono gris opaco bañado por una lágrima que intenta disimular el vacío y el dolor que esconde porque ha perdido la calma… ser capaces de leer y expresar ello con tan solo mirar a los ojos, es tener el poder de interpretar lo que no se atreven muchas veces a decir las palabras…

La magia está en la sonrisa que sin ser ruidosa, tiene tanta fuerza y poder que se contagia; la magia se siente y transmite en el abrazo que sana heridas, calma el dolor y ofrece el calor que se desprende de quien lo da para aquel que lo recibe sin condiciones… También se encuentra en la personalidad que despierta admiración por toda la emoción que logra regalar con tan solo verla o en el camino poder encontrarla…

La magia está en el amor que cura, perdona, repara y salva; también en la amistad que se renueva cada día, inspira seguridad y aleja la soledad de nuestras vidas… La magia está en el tiempo que no se hace eterno, sino que rápidamente se escapa, queriendo regresar de nuevo, para que se de otro reencuentro y poder seguir compartiendo los efectos que se producen cuando se comparte con el ser amado la magia…

La magia está cuando estás tan unido a alguien que sabes lo que siente aunque no te lo ha dicho y pronuncian al mismo tiempo y sin ponerse de acuerdo una frase o palabra; también la experimentas cuando puedes verle o escucharle en tantas cosas que al encontrarlas te recuerdan a esa persona tan valiosa y especial que sientes muy cerca aunque esté lejos.

La magia ayuda a que lo que se dice y ofrece suene y se vea diferente, aunque otros lo pronuncien igual y así tal cual lo muestren… La magia es lo que hace única a una persona o al sentimiento que con ella se cultiva, porque aunque se vea como todas las demás rosas, solo la que se domestica es realmente distinta, porque es MI ROSA…

La magia está en el dibujo que expresa un sentimiento, en la canción que te arranca una emoción, en la escultura que narra toda una historia, en las letras que expresan lo que no puede pronunciar tu corazón… la magia está en el aroma que tiene color para que los ojos puedan sentirlo; en el sonido que la piel percibió, en el paisaje que su propia melodía entonó y se pudo imaginar a través de los oídos, la magia no deja que exista en el ser humano limitaciones, porque no se fija en lo que carece sino que disfruta y agradece todas las bendiciones que de Dios ha recibido…

La magia no aburre, ni cansa, no ahoga ni presiona… hace plenos y maravillosos los instantes que ofrece… la magia no le da poder a quien la encuentra, ni tampoco al que la disfruta, no es de uno ni de otro, es del sentimiento que la genera y de quienes lo experimentan es la responsabilidad de cuidarla para que no se extinga…

La magia no es perfecta, es humana, pero tiene mucho poder, porque también es divina, se puede contemplar en la fortaleza con que se lucha en las dificultades más grandes, sin renunciar a los sueños ni perderle sentido a la vida, aunque pareciera que el mundo fuera en contra o conspira… También se puede experimentar en la paz que invade el corazón, cuando se encuentra roto en pedazos y lleno de dolor, pero sin perder la fe, en que cada día que se nos regala es una oportunidad que Dios nos da para que todo sea mejor…

La magia es la que te hace, llorar de alegría, reír aunque llores, luchar aún sin fuerzas, creer aunque no veas, romper las barreras, vencer el tiempo y las distancias, acabar la monotonía, hacer único y especial cada día que vives y que compartes no solo en todo lo que eres y haces, sino en los instantes que estás con esa persona que de ti recibe y retroalimenta esa magia que no deja apagar nunca la ilusión que marca el ritmo del latir de tu corazón…

No dejemos que se acabe esta magia que hace única y diferente nuestra rosa, porque existen lazos mágicos que nos unen de corazón a corazón…

La magia le da sentido a todo aquello que quizás parece sin sentido…

Fuente: Kary Rojas

 

Anuncios

ANGEL HUMANO


Image du Blog chezmelinda.centerblog.net

Vamos, apúrate. Sacudí, con fuerza, tu tristeza.

Desconéctate del dolor. Sentí… Sentí.

Una poderosa fuerza nos envuelve y nos eleva.

Contempla los destellos de luz. La vida danza,

es una fiesta. Cuántos colores, cuánta magia,

cuánto amor. Desplegá tus alas.

Entrégate al viento de la consciencia.

Volá bien alto, por encima de los miedos

y la desesperanza. Reí. Disfrutá. Gozá.

Recordá tu esencia y ayudá a que otros

se levanten y vuelen. Sos un ángel humano.

Estas palabras llegan para conmover tu espíritu

y reavivar la llama de tu pasión. Despertá.

Viniste a propagar ánimo y confianza

en los momentos de crisis.

Por tus venas fluye la energía de una

estirpe relumbrante. Tu destino está al

servicio de un reino inmaculado,

en donde no se oculta el Sol.

También me muevo dentro de los límites

de la materia. Sé que hay terremotos,

huracanes, tsunamis, inundaciones, atentados,

muertes, muertes y más muertes, pero para,

hace una pausa. Elévate. Basta de lamentos.

Mira con los ojos del alma.

Recupera tu capacidad de conectar

con la existencia. Equilibra tus vibraciones.

La transición es bien caótica y alarmante,

pero todo está dispuesto para que

aprendamos las lecciones

y trascendamos la inconsciencia.

Las alas te fueron dadas para que puedas

contar con una fuerza adicional que

te permita despegar de la confusión

y el desconsuelo. Sirven para que no te

arrastre la desorientació n y el sufrimiento,

y puedas asistir a quienes necesiten

una cuota adicional de fe y optimismo.

Sé que no podes verlas, pero eso

no significa que no las tengas. Recordá:

tus alas son internas.

Se despliegan cuando abrís tu corazón,

de par en par, hacia la luz.

Que esta sonrisa contagiosa,

que ahora renace en tu rostro,

te acompañe por siempre. Hemos

recorrido un largo trecho para llegar

hasta esta instancia,

en donde prometimos ayudarnos

a volar hacia otros cielos.

Me emociona reencontrarte.

Extrañaba el armónico sonido

de tu cálido aleteo. No permitas,

nunca más, que nada ni nadie

trunque tu vuelo. Valoro tu misión,

viniste para ayudar al proceso de evolución.

Sos un ángel humano.

 Fuente:  Julio Andrés Pagano